fbpx
Los 5 pilares básicos para el bienestar del gato | Clinica Veterinaria Recuerda
797
post-template-default,single,single-post,postid-797,single-format-standard,bridge-core-2.5.8,qode-quick-links-1.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-26.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-398

Los 5 pilares básicos para el bienestar del gato

En el anterior artículo ya empezamos a dar pinceladas sobre este tema, pero hoy vamos a profundizar más para conseguir que todos los gatos sean felices en su territorio, vivan donde vivan; porque los gatos son muy sensibles al medio ambiente y para que entendáis el comportamiento y necesidades del gato, me voy a remontar a los inicios de su domesticación.

El primer acercamiento del humano al gato data en el antiguo Egipto, donde se creó una sinergia entre humanos y felinos cuando se dieron cuenta del beneficio que les otorgaba este animal a los problemas de la época: los gatos cazaban las ratas y ratones que se comían los granos de cereal almacenados, mantenían los hogares y alrededores seguros al cazar también a las serpientes y además al eliminar las ratas también ayudaban al control de enfermedades como la peste.

Los pilares de los que voy a hablar, son importantes porque en los últimos 100-150  años se ha acelerado tanto la domesticación del gato al vivir con nosotros dentro de casa, que a un gran porcentaje de ellos, les ha provocado problemas de estrés, desencadenando alteraciones del comportamiento y problemas de salud asociados.

Hay que recordar que el gato vivía en el exterior cazando pequeñas presas, y ahora su hábitat puede ser un piso de 60 metros cuadrados sin terraza. De ahí la importancia del enriquecimiento ambiental para tener gatos felices y sin estrés.

Los cinco pilares básicos son los siguientes:

  1. Un lugar seguro para vivir y desarrollarse
  2. Recursos ambientales separados: agua, alimento, areneros, rascadores, áreas de juego y de descanso.
  3. Proporcionarle oportunidades de juego y depredación
  4. Interacción con el dueño
  5. Un entorno respetuoso con el sentido del olfato felino

Un lugar seguro para vivir y desarrollarse

Los gatos necesitan sentir el control de su entorno, al poder elegir lo que van a hacer en cada momento y dónde pueden llevarlo a cabo. Hay que recordar que en la naturaleza los felinos son animales depredadores y a su vez también son presas de especies más grandes, de ahí que sean tan precavidos.

Por ejemplo, cuando escuchan un ruido brusco o viene una visita que les produce miedo, van a querer ocultarse ante esa sensación de peligro y deben de tener un sitio adecuado para esconderse.

Recursos ambientales separados

Los gatos son animales muy sensitivos, por lo que necesitan que los estimulemos de todas las formas posibles, y esto se puede conseguir brindándoles varios recursos:

  • Puntos de alimentación: si podemos tener varios comederos, mejor, y deben estar separados unos de otros. También es importante tenerlos separados de la zona de eliminación,es decir, el o los arenero/os : “si aquí he cazado (he comido pienso) , no puedo dejar señal de que he estado aquí (heces)”.

Los platos deben ser preferentemente de cerámica o cristal, bajos y anchos, no les gusta que sus bigotes toquen el borde, algunos gatos desarrollan alergias por comederos de plástico o metal.

Deben colocarse en lugares tranquilos lejos de mecanismos automáticos (lavadoras, secadoras, ambientadores de spray…).

Si nunca has tenido un gato, vas a  descubrir que les gusta comer poco y muchas veces al día, este comportamiento es debido a que en la naturaleza cazan pequeñas presas y varias en el día.

  • Puntos de hidratación: Lo ideal es tener dos bebederos por gato para incentivar que beban agua. Respecto a material y zonas, son las mismas necesidades que con los comederos, lo único nuevo a aportar es que otra razón por la que no usar de metal para el agua es que a algunos les asusta ver su reflejo.

Es importante cambiar el agua frecuentemente, algunos son sibaritas con la temperatura del agua, o si ven que ha caído un mínimo pelo al agua, ya no beben…

También debéis de tener cuidado con las rutinas de hidratación a los que los acostumbráis, porque cuando no estáis en casa, sea por trabajo o vacaciones, es posible que no beban hasta que no suceda a lo que están acostumbrados. Pongamos un ejemplo: le has acostumbrado a abrirle el grifo para que beba directamente de ahí, y bebe más así que del plato, esto significa que cuando no va a beber hasta que alguien le abra el grifo, un gran problema ¿verdad?

Existen fuentes para gatos que pueden servir para este de gato al que le gusta beber agua corriendo, y también para gatos que tienden a beber poco, puedes probar a ver si con estas fuentes consigues que se incentive más.

La hidratación es un punto crítico en la salud de nuestros felinos, pero más aún a partir de los 8 años que es la edad media en la que comenzamos a ver en consulta más problemas de insuficiencias renales. ¡Hay que ayudar a que nuestros gatos se hidraten!

Además de con los consejos anteriores, combinar la comida húmeda en su dieta, también ayuda a la hidratación.

  • Areneros: deben ser amplios, bajos y anchos. Respecto a tapados o abiertos, dependerá de la preferencia de tu gato, cada uno tiene su personalidad y gusto.

Cuanto más viejo sea el gato, más bajo debe ser el arenero, y algunos comienzan a evitar su arenero tapado porque les duele cuando la tapa le da en las lumbares.

Situarlos en zonas tranquilas y lejos de automatizaciones.

La mejor arena es la aglomerante y sin perfume (si quieres perfumar la habitación donde está el arenero con plantas naturales que les encantan a los gatos, puedes poner raíz de valeriana o lavanda, aunque es probable que el olor a valeriana no sea de tu gusto…).

Debes hacer una limpieza diaria con la pala y cada 7-10 días una limpieza profunda: retiras toda la arena, enjuagas con agua y desinfectas con una disolución de lejía (taza de 250 ml de lejía en 5 litros de agua), dejas actuar 10 minutos, aclaras muy bien con agua, secas y pones arena nueva. Si eres de las personas a las que no le gusta el olor a lejía, puedes después de aclarar limpiarlo con vinagre y aclarar de nuevo.

  • Puntos de descanso y control: deben de tener lugares tranquilos, oscuros y apartados.

Seguro que has visto a tu gato debajo de camas, detrás o encima de los armarios, subidos en estanterías… y es que el gato es un animal 3D, es decir, él no vive solo por el suelo, el necesita sitios donde subirse.

Las cajas de cartón es un producto bueno, bonito y barato, le puedes meter una toalla que ya huela a él.

Si hablamos de cama, los gatos prefieren dormir en superficies mullidas (Crouse et al., 1995). Cuando tienen un cojín o una cama blandita hacen cosas como dormir enroscados o amasar con las patas. Ambas conductas son importantes para el bienestar del gato. Cuando duermen enroscados alcanzan más fácilmente la fase REM del sueño (Morrison, 1983) que es fundamental para que el sueño sea reparador. Mientras que amasar se considera una conducta placentera, que realizan los gatitos cuando amamantan y siguen realizando los adultos en momentos de gran relajación.

  • Rascadores: son tan necesarios como un arenero:

Deben estar fuertemente fijados o tener una buena estabilidad para que el gato se sienta seguro al usarlo.

Respecto a sus características: vertical, horizontal,… dependerá de cada gato.

Hay que enseñar al gato desde joven y un truco para atraerlos es restregar raíz de valeriana, lavanda o catnip en el rascador.

Puedes premiarlo después de usarlo con tu afecto, jugando con él,  dándole un juguete o con una “chuche gatuna” (cuidado de no abusar de las chuches y siempre de buena calidad).

Proporcionarle oportunidades de juego y depredación

Un gato en la naturaleza está muchas horas despierto ya que debe cazar varias veces al día, pero en casa no tiene que hacer ese esfuerzo, así que tienden a dormir más por aburrimiento; el problema viene cuando lo hacen de forma excesiva, el gato debe tener su tiempo de actividad mediante el juego. Puede jugar en solitario, contigo o si tienes más gatos, entre ellos.

Jugar contigo mejora y reafirma vuestra relación, y crea una rutina entre ambos. Es importante enseñar desde pequeño que no se juega con las manos, usa juguetes.

La interacción con el dueño

En el punto del juego ya hemos explicado parte de esta relación, en el resto de momentos debes ser amigable y regular (contacto un mínimo de horas todos los días). No debes asustarlo.

Para ayudarte a saber los momentos perfectos de interacción, te dejo los signos que muestra un gato cuando está relajado y desea relacionarse:

  • Parpadea lenta y rápidamente
  • Ronronea /Emite sonidos de llamada
  • Se frota o presiona la cabeza contra tu mano u otras partes del cuerpo
  • Da golpecitos con su cabeza o cuerpo a tu mano
  • Intenta subirse al regazo
  • Busca estar próximo a ti, quedarse quieto junto a ti
  • Rueda relajadamente sobre sí mismo hasta quedar bocarriba (intenta no acariciar su abdomen, a muchos gatos no le gusta porque perciben esta zona como vulnerable)
  • Y como último consejo, empieza acariciando su cabeza para impregnar tu mano de feromonas.

Un entorno respetuoso con el sentido del olfato felino

Los gatos tienen un olfato mucho más desarrollado que el nuestro, lo usan para comunicarse y relacionarse con su entorno, les permite explorar el ambiente de una forma más compleja de lo que piensas.

Gracias a su sistema olfativo, los gatos, además de analizar los mismos olores que nosotros percibimos, también detectan otras señales químicas llamadas feromonas.

Por eso el olfato es un sentido vital para ellos:

  • Debemos respetar los sitios donde acostumbra a pasar su cabeza para impregnar su olor (marcaje facial), o como mínimo, no eliminar continuamente estas marcas que les generan sensación de seguridad. Suelen frotarse principalmente en puertas y esquinas de los muebles. Los rascadores también son utilizados para este fin, otra razón que los hace tan importantes para su ambiente.
  • Para los gatos su olor tiene un efecto tranquilizante y aunque lógicamente hay que lavar su cama para eliminar la suciedad, no se debe de hacer muy a menudo y, sobre todo, se tienen que evitar detergentes con olores muy intensos que puedan resultar molestos para el gato.
  • En casa hay que evitar usar sustancias (desinfectantes, productos de limpieza) que interfieran con los olores que el gato reconoce como propios de su territorio habitual.
  • Puedes usar feromonas sintéticas para enriquecer el ambiente
  • No se debe cambiar mucho de colonia o ambientador.

Y hasta aquí la lista de cinco pilares, espero que este artículo os ayude a entender mejor a tu gato y si vas a tener uno dentro de poco, sepas enriquecer el ambiente antes de su llegada.

Y para terminar, quiero recalcar que si vas a hacer cambios en tu hogar para enriquecer el ambiente, no puedes aplicarlos de forma brusca ni todos a la vez, porque puedes obtener el efecto contrario, y en vez de crear gatos felices, estés creando una fuente de estrés para el animal por cambiar algo de su entorno anterior, aunque fuera pobre o inadecuado.

Espero que os haya gustado este artículo, hayáis aprendido cosas nuevas y os haya sorprendido. Me encantaría que nos dejaras un comentario y compartieras con amigos o familiares a los que le pueda interesar.

CVRecuerda

No Comments

Post A Comment