fbpx
Endoparásitos o parásitos internos | Clinica Veterinaria Recuerda
903
post-template-default,single,single-post,postid-903,single-format-standard,bridge-core-2.5.8,qode-quick-links-1.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-26.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-398

Endoparásitos o parásitos internos

Los endoparásitos o parásitos internos viven en el interior de un hospedador, en este caso de nuestras mascotas. Estos parásitos son muy habituales en perros y gatos, especialmente en los animales de corta edad.

Pueden invadir varias zonas del cuerpo: sistema digestivo, corazón,  pulmones,   ojos,  vías urinarias,  piel,  musculatura e incluso el cerebro.

Se clasifican en tres grandes grupos: nematodos (gusanos redondos), cestodos (gusanos planos o tenias)  y protozoos (parásitos microscópicos unicelulares).

Son la causa más frecuente de problemas digestivos en nuestros peludos. Por eso es muy importante desparasitarlos varias veces al año para evitar mayores problemas de salud a tu mascota, y a la familia, ya que hay algunas clases que también pueden parasitar al hombre.

Nosotros siempre os decimos en consulta que mínimo lo hagáis una vez por estación, porque os suele ser más fácil de recordar, pero en definitiva es cada tres meses (cuatro veces al año).

Cuando das un producto para desparasitar internamente a tu mascota, si en ese momento está infestada, estás eliminando  esos parásitos intestinales, pero  estos productos no protegen de infestaciones futuras como pasa con los productos de desparasitación externa; además hay una amplia presencia de ellos en el ambiente debido a su gran resistencia a condiciones ambientales adversas, por lo que aquí tenéis las razones por las cuales es tan  importante desparasitar de forma periódica a nuestros peludos.

Muchas veces, cuando el animal tiene una carga alta de parásitos intestinales, a veces los podéis ver en las heces de tres formas: como granitos de arroz blanco, como hilos o gusanos claramente.

También podéis ver abdomen hinchado, mal aspecto del pelo, diarrea, vómitos… en estos casos es muy importante ir a consulta, tanto para hacer un buen diagnóstico diferencial (ya que hay más enfermedades que producen estos síntomas), como, en el caso de confirmar que estos síntomas sean causado por parásitos y proporcionar al animal el tratamiento adecuado según el parásito que le esté afectando.

El producto que uses para desparasitar a tu mascota, debe estar prescrito por tu veterinario,  ya que son diferentes según la especie, edad, raza y estado de salud. Por eso siempre es importante preguntar a tu veterinario antes.

Además no todos los productos eliminan todos los parásitos, es decir, en el mercado hay muchos productos para desparasitar internamente pero no todos llevan los mismos principios activos, por lo que no sirven para eliminar los mismos parásitos (seguro que ya sabes lo que voy a escribir ahora),  de ahí la importancia de preguntar siempre a tu veterinario.

Si hablamos de cómo se contagia tu mascota de parásitos intestinales, hay varias formas: mediante el olfateo o lamido de heces y ano de un peludo infectado, contacto directo en sitios contaminados: parques, jardines… , durante la gestación  a través de la placenta y en la lactancia a través de la leche.

En el artículo sobre la primera visita del cachorro podéis ver la edad de inicio de la desparasitación en perro y gato.

Espero que os haya servido la información.

Hasta el próximo artículo,

CVRecuerda

No Comments

Post A Comment