fbpx
¿Cómo elegir el perro más adecuado para mí? | Clinica Veterinaria Recuerda
669
post-template-default,single,single-post,postid-669,single-format-standard,bridge-core-2.5.8,qode-quick-links-1.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-26.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-398

¿Cómo elegir el perro más adecuado para mí?

En la anterior entrada os dimos unos consejos para que supierais si el perro era vuestra mascota ideal, si después de leerlo la respuesta sigue siendo ´sí´, entonces es hora de dar  el siguiente paso: elegir el perro  adecuado para ti.

Y es que está demostrado que eligiendo correctamente el perro, se evitan los abandonos. De ahí la importancia de informarse antes.

Y ahora vamos a entrar en materia, os vamos a dejar varias preguntas que debéis haceros:

¿Qué raza o cruces de razas elegir?

En internet podéis encontrar test que facilitan esta labor, pero os aconsejo que hagáis varios y después leáis bien sobre las razas que os han dado como resultado. En el caso de mestizos, informaros de las razas de sus progenitores.

Cada raza tiene un tamaño, personalidad, características físicas, temperamento, energía, etc, y todo esto lo veremos en las siguientes preguntas.

¿Cómo es tu casa?

Este fallo lo vemos a menudo los veterinarios en la clínica, y es que hay gente que vive en un piso de 70 metros2 con un Pastor Belga, el caos está asegurado.

Tienes que pensar en el tamaño de tu casa antes de elegir el tamaño del perro, un perro grande necesita su espacio, y si tu casa es pequeña y está llena de objetos de decoración, ya te decimos que más de uno caerá al suelo.

También es importante pensar en si hay terraza, patio… o no, si la casa es pequeña pero el perro tiene posibilidad de salir fuera, es un plus para poder elegir un tamaño algo mayor (los balcones en los que solo cabe una persona de pie no sirven ¿eh?).

¿Cuántas horas pasas fuera de casa?

¿Os acordáis de la lista de necesidades básicas de la entrada anterior? Los perros necesitan compañía, aunque es verdad que hay perros que aguantan más horas que otros solos en casa. Hay que tener cuidado con esto porque luego vienen los problemas de comportamiento (ansiedad por separación).

Tienes que pensar en tus horarios de trabajo y el tiempo que vas a tener día a día para estar con él y sacarlo.

Esto lo decimos porque hay razas más atléticas y activas que necesitan correr todos los días o dar paseos largos, si no, esa energía acumulada puede ser uno de los causantes de los destrozos en casa (el aburrimiento y estar a mil por hora es muy malo…).

Y hablando del tema actividad enganchamos la siguiente pregunta, ¿qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Y es que cada perro tiene una personalidad, y como ya hemos dicho algunas razas son más activas que otras. Si no te gusta correr ni hacer ejercicio, no elijas un perro que necesite actividad, y viceversa.

 Por ejemplo, si quieres ir a correr con tu perro no elijas un Carlino.

¿Te consideras una persona tranquila o nerviosa?

Entre el perro y el humano debe haber afinidad, al fin y al cabo estás eligiendo un compañero de vida por muchos años, si eres una persona nerviosa, no elijas un Foxterrier, te crispará los nervios. Por supuesto el nerviosismo de un perro además de tener predisposición racial a veces es culpa de lo que hemos hablado antes, falta de ejercicio por ejemplo. Al final todo está conectado y es importante para la elección del perro ideal.

¿Quién vive contigo?

La decisión de tener un perro debe ser aprobada por toda la familia, si uno no está conforme con la decisión, el conflicto está asegurado. Toda la familia debe ser partícipe del cuidado del perro, no está bien que la responsabilidad siempre caiga sobre la misma persona.

¿Eres de viajar?

El perro seguirá formando parte de la familia en vacaciones. Si eres una persona que viaja mucho, debes valorar la posibilidad de llevarlo siempre contigo (no en todos sitios permiten mascotas, así que a veces tendrás que sacrificarte y no elegir tu hotel o destino soñado), tener a alguien de confianza para dejarlo o una residencia donde te asegures que va a estar bien.

Hablamos de pelos y babas:

Tienes que pensar con qué frecuencia vas a poder cepillar el pelo de tu perro, si no lo vas a hacer casi todos los días, no elijas un perro de pelo largo.

Si no soportas los pelos en casa y en tu ropa, no elijas un perro de pelo corto, pero recuerda, el de pelo largo debe ser cepillado y llevado al peluquero periódicamente.

Si te molesta que un perro suelte babas por toda la casa, no elijas un Bulldog Francés o un San Bernardo, hay razas como estas que tienen predisposición a babear durante todo el día, no solo a la hora de la comida o de beber agua.

¿Cachorro, adulto o senior?

Cada etapa tiene sus pros y sus contras.

Las ventajas de elegir un cachorro son verle crecer, disfrutar de sus juegos “infantiles y torpes”, ese olor tan tierno de piel y boca “a cachorro”, son bolitas adorables que se ganan a cualquiera y se adaptan con más facilidad a nuevos entornos.

Pero un cachorro no es la primera opción si eres una persona que tiene poco tiempo para poder dedicarle a su educación y/o no tengan paciencia para enseñarlos en esta etapa tan importante; y es que el cachorro necesita aprender todo: control de pipis y cacas, jugar de manera correcta, familiarizarse con personas, sonidos y situaciones, diferenciar sus juguetes de los objetos de decoración de  la casa, realizar una buena socialización con otros perros, controlar su energía… Además no podemos saber la personalidad que desarrollará de adulto, ni el temperamento que tendrá, aunque todo esto estará influido por la educación que le demos.

Los perros adultos no dan sorpresas ni de tamaño, características físicas, personalidad o temperamento, siguen siendo juguetones pero con control, se conoce si es perro ladrador, si le gustan los niños, si es juguetón con otros perros, sabe hacer sus necesidades en la calle (si ha sido perro de piso), la fase de morder cosas en casa ha pasado…

Todo esto hace que sea una buena opción para propietarios con poca experiencia en criar cachorros o con poco tiempo para dedicar al periodo de aprendizaje de un cachorro.

Antes de darle una segunda oportunidad a un perro adulto, debemos saber su estado de salud (por si no puedes permitirte las visitas al veterinario), y si su aprendizaje de cachorro fue correcto, algunos tienen problemas afectivos del pasado y requieren personas con paciencia y conocimiento para ayudarles a volver a confiar (a veces hasta hay que recurrir a especialistas en comportamiento animal).

Pero no hay nada más bonito que el amor de un perro adulto adoptado, se vuelven tu sombra, quieren demostrarte a todas horas lo agradecidos que están por tenerte en sus vidas y por el hogar que les has dado.

Los perros senior tienen que ser adoptados por personas pacientes, con una gran cantidad de amor para dar, económicamente solventes para las visitas al veterinario y tratamientos que requiere un perrito mayor, tener tiempo para sus paseos lentos y sus cuidados, ser conscientes de que el tiempo con ellos va a ser menor, pero tierno e inolvidable.

Muchos perros son abandonados cuando llegan a edad senior por los problemas de escapes o enfermedades, las personas que los adoptan y los cuidan en sus últimos años, les están regalando unos años llenos de amor, y en muchos casos al tratar sus dolencias, les regalan años de vida.

Son perros perfectos para personas sedentarias y con vidas tranquilas.

Y por último ¿Qué sexo elegir?

Los machos suelen ser más dominantes y temperamentales que las hembras, más grandes de tamaño, tienden a ir marcando a cada paso cuando van de paseo, si tu perro es desobediente y se cruza con otro macho puede ser difícil su control y tienden a ser escapistas cuando hay hembras cerca en celo.

Las hembras suelen ser más pequeñas y menos dominantes con sus iguales, pero hay que recordar que cuando alcanzan la madurez sexual tiene celos cada 6 meses en los cuales sangran y periodo en el que hay que tener mucho cuidado para que no tengamos sorpresas de camadas no deseadas.

En ambos casos se puede optar por la castración cuando es beneficioso para su salud y evitar accidentes que los pongan en peligro. Pero de los beneficios de la castración según sexo ya hablaremos más adelante en otra entrada.

Esperamos que esta información os haya servido y que encontréis a vuestro compañero ideal.

Recordaros que hay muchos perros esperando una segunda oportunidad y con mucho amor para dar, os animamos a que adoptéis, en las protectoras, refugios, asociaciones… además de mestizos también hay perros de raza en adopción, por si tenéis mucha ilusión por alguna, podéis preguntar primero.

¡Hasta la próxima entrada!

CV Recuerda

No Comments

Post A Comment