fbpx
Procesionaria: una oruga con "muy malos pelos" | Clinica Veterinaria Recuerda
679
post-template-default,single,single-post,postid-679,single-format-standard,bridge-core-2.5.8,qode-quick-links-1.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-26.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-398

Procesionaria: una oruga con “muy malos pelos”

Esta primavera la procesionaria (Thaumetopoea pityocampa) viene pisando fuerte, y es que ni siquiera la ola de frío que hemos sufrido en España este invierno ha podido con ellas.

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) advierte que este año se prevé un aumento en la presencia de procesionaria del pino en España debido a dos circunstancias:

1- las limitaciones provocadas por la pandemia de coronavirus que ha suspendido muchos de los habituales tratamientos que tenían que haberse llevado a cabo;

2- y las restricciones en el uso de productos biocidas que se venían empleando y que en la actualidad se han restringido, quedando un único tratamiento posible: la endoterapia, una técnica muy efectiva y respetuosa con el medio ambiente, pero que por su elevado coste, limita que se puedan tratar las grandes zonas de arboledas.

El ciclo de la procesionaria es el siguiente: la mariposa sale de la crisálida en verano, se aparea y pone sus huevos en la copa de los pinos (últimamente también en cedros). Cada mariposa hembra de procesionaria puede llegar a depositar hasta 200 huevos en la copa de un árbol, da miedo ¿verdad?

De los huevos salen las larvas que pasan por varias fases y forman los bolsones de seda para protegerse del frío en invierno. Cuando llegan a la última fase larvaria descienden por los troncos hasta el suelo, y lo hacen en fila, de ahí su nombre, porque parece que van en procesión hasta encontrar el lugar adecuado donde se entierran, forman la crisálida y vuelta a empezar.

Para evitar peligros durante este viaje, desarrollan unos pelos que las cubren para protegerse del ataque de pájaros y otros depredadores. Estos pelos se llaman tricomas. Cada una posee alrededor de 500.000 tricomas que funcionan a modo de dardos envenenados cuando se sienten amenazadas. El mínimo contacto con ellas hace que sus pelos liberen una toxina (thaumatopina) que provocará una fuerte reacción alérgica e inflamatoria a quien la haya tocado (animal o humano).

Esta fila india de orugas tan llamativa llama la atención de nuestros peludos que son curiosos por naturaleza, sobretodo los cachorros, y más los perros que los gatos, ya que los gatos son más selectivos a la hora de llevarse algo a la boca.

Las incidencias por procesionaria son las urgencias veterinarias más comunes entre febrero y mayo.

En el caso de los perros, esta toxina provoca dermatitis, inflamación en hocico, cabeza, lengua… picores intensos y salivación abundante. Posteriormente produce una infección y necrosis que en muchos casos termina con amputación parcial de la lengua. El problema mayor está cuando la amputación de la lengua supera un porcentaje y dificulta al animal la acción de beber agua, por ejemplo.

Siempre el problema es mayor cuando hay ingesta de la procesionaria, provocando la inflamación de la garganta impidiendo una buena ventilación del animal, asfixia o necrosis de esta y en otros casos también provoca problemas digestivos. En estos casos más graves puede producirse la muerte, de ahí la importancia de evitar ir a las zonas con pinos /cedros donde haya presencia de bolsones en los árboles o filas de procesionarias visibles en el suelo.

Y en el caso de que se haya producido el accidente con nuestra mascota, debemos ir corriendo al veterinario , el tiempo es crucial, cuanto antes se ponga tratamiento, menos consecuencias habrá.

Si en casa tenéis pinos y plaga de procesionaria, es importante para el control y prevención de esta especie llamar a empresas de gestión de plagas para que lleven a cabo este servicio de forma profesional. Los conos para evitar que bajen de las copas pueden funcionar, pero siempre habrá algunas que encuentren el punto por donde bajar.

Esperamos que os haya servido esta información y que tengáis mucho cuidado, avisaros que este año han comenzado a descender antes, así que a partir de ahora muy atentos.

¡Hasta la próxima semana!

CV Recuerda

(Gracias a Animalshealth.es por la información publicada sobre este tema y que nos ha servido para nuestra entrada.)

No Comments

Post A Comment